Los años maravillosos de Televisa

Los años maravillosos de Televisa
Recuerdo que en los principios de los años 80s se decía que la televisión mexicana era una de las mejores del mundo, televisa como monopolio de nuestro país “fue la televisión mexicana por mucho tiempo”. En primer lugar estaba la televisión de Estados Unidos, con sus grandes series semanales muy populares en la mayor parte de los países del mundo, sus documentales y reportajes especiales, excelentes programas en vivo y por último las series de comedia, “también eran serie semanales” y la gran cantidad de opciones que genera una gran competencia.
La segunda era la televisión Inglesa y la Japonesa, la Inglesa teniendo a la BBC de Londres televisora estatal, que es la mejor del mundo en este género, (sus documentales, noticieros, programación infantil, series históricas y mucho más) con su buena competencia de televisión privada. Por su parte la televisión japonesa con su tecnología y diversidad de esta, su buena calidad en sus contenidos y una gran cantidad de canales televisivos, que compiten por las audiencias y por ende mejora su calidad.

En aquellos años los países venían  aprender producción de televisión a México, es decir a televisa, entre ellos España, Rusia y otros países y las televisoras sudamericanas mandaban a sus técnicos a especializarse en las técnicas de producción a la televisora de San Ángel. 
Televisa era la más grande cadena televisora en español de todo el mundo y sus contenido se veían en muchos países del globo y se les tenían por contenido de gran calidad, con una excelente reputación. Por ejemplo las telenovelas y el chavo del ocho, se transmitieron en bastantes países del mundo y eran traducidos del español al lenguaje del país de recepción y por último en gran parte de Estados de Unidos dirigida a los habitantes de habla hispana; en resumen Televisa pese a sus grandes defectos era reconocida en todo el mundo y por una gran parte de la población Mexicana, como único medio de entretenimiento que entraba hasta lo más íntimo de nuestros hogares…
En la época actual el declive y el descredito de televisa por su ambición, descuidando sus contenidos, especialmente en sus noticieros que manipulan la información para desinformar,
(Que nunca han sido periodísticos, más bien siempre han sido boletines de prensa redactados por presidencia), por ejemplo las declaraciones de Agustín Barrios Gómez después de la matanza de Tlatelolco “el presidente mexicano Gustavo Díaz Ordaz es un gran amigo de los estudiantes, conste que no estamos hablando como gobiernistas” y la otra declaración de Jacobo Zabludowski dicha el 2 de octubre del 68 “hoy fue un día soleado”.
Descuido de sus contenido que ya son anquilosados en las telenovelas que se repiten las tramas hasta el infinito, con hombres de cuerpos perfectos y chicas exuberantes, discriminación a los chicos no fashion, ósea morenos con rasgos mexicanos etc.
Desde que se llegó al cambio en nuestro país con la elección de Vicente Fox Televisa se dedicó a explotar aún más su relación con la política y su complicidad, llevando a prevendas de la empresa y de los políticos, que le dio tanto poder a la televisora de San Ángel que sobre pasa en momentos al mismo gobierno. 
Y toda la trama del tele presidente Peña Nieto y su idílica telenovela de amor con la Gaviota, donde la televisoras armo toda esta historia romántica, bombardeando con spots y mensajes de televisión, “televisa tenía un contrato para limpiar la imagen de Peña Nieto desde que era gobernador de estado de México” llevo a la televisora al repudio de la población especialmente de los jóvenes de la red.
Que sigue para televisa después de sus años maravillosos, quebrada económicamente, con contenidos que no se han modernizados, la competencia de las redes sociales que es la modernidad y el fututo, su cada vez menos rating, la poca credibilidad de la población.
¿Qué tan bueno sería para un país como el nuestro una sociedad sin televisa?
Ojala que en México la televisión fuera totalmente independiente del gobierno, con contenidos 
Modernos e inteligentes y sobre todo una televisión honesta, con una variedad de grupos televisivos, que diga la verdad y nada más que la verdad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *